sábado, 29 de octubre de 2011

Lo sospechaba...

Yo la veía ahí, colgando del árbol, tan JUGOSA, tan ROJA, tan UTERINA, tan RUGOSA,con tanta PRESENCIA, con esas aperturas tan VULVARES...tenía que ser, SÍ...un fruto muy preciado para el cuerpo de las mujeres.

Se puede preparar en zumo partiéndola por la mitad como si fuera una naranja y exprimiéndola añadiéndole zumo de naranja, pomelo o manadarina según los gustos. A las que os guste la sensación de des-granar la podéis añadir a ensaladas, postres...

Es rica (entre muchísimas otras) en hierro. Para las que tengáis el hierro bajo os recomiendo prepararos ricos zumos cuando estéis menstruando.
El árbol está ahora mismo repleto de placenteros jugos rojos, así que a las que os tenga cerquita os puedo dar las que queráis...Gracias Martica por confirmar mis sospechas.

"La granada es la fruta del granado, árbol originario de Mesopotamia, también conocida como “milgrano, magrana, minglana, balaustra, o manglano”, considerada por muchos como la fruta de la fertilidad.
Actualmente, es la fruta favorita de Oriente Medio, después de los dátiles. Fue introducida en “Al Andalus” por los árabes que dejaron su huella en la insigne ciudad que lleva su nombre y, tal es su importancia, que el último reino árabe de Granada, tenía y sigue teniendo en el escudo de España, una granada como símbolo.
Se dice que la granada era el fruto prohibido del “Paraíso”, en contraposición a la manzana, aunque otros la consideran la “fruta de la fertilidad”. Por otra parte, los griegos consagraron sus semillas a la diosa del amor Afrodita, ya que consideraban que tenía propiedades afrodisíacas llegando a creer que Venus la regalaba a sus fieles más devotos. Tampoco Homero se pudo resistir a su tentación pues la citó en su “Odisea”. Igualmente, se han encontrado granadas en tumbas faraónicas del Antiguo Egipto.
Los árabes fueron quienes las difundieron por todo el Mediterráneo como bebida refrescante. Son ricas en taninos, de ahí el amargor de su piel, que también se utiliza como infusión para luchar contra enfermedades de garganta, cólicos y diarreas. Desde la antigüedad, la corteza y membranas, eran usadas para combatir las lombrices intestinales (...)"


2 comentarios:

glaukilla dijo...

Guau, que ricas! Besos guapa

Isabel Duar dijo...

Pues sí quieres...tengo un Granado enterico!!