miércoles, 15 de febrero de 2012

Adivina Adivinanza.

Este es un acertijo muy interesante. Es tan tan interesante que a la persona que se lo acabo de leer (con títulos superiores de doctor) ha sido incapaz de resolver y sin embargo mi sobrina de 7 años lo acertó a la primera, ¿Queréis probar? Suerte y poned mucha atención:

Advertencia: Ten en cuenta que no hay trampas, no hay nada escondido y todo está a la vista. NO TE ADELANTES  A VER LA RESPUESTA , INTENTA RESOLVERLO PRIMERO.

ARGUMENTO

Antonio, padre de Roberto, un niño de 8 años, sale conduciendo su coche desde su casa en Madrid en dirección a Valencia.

Roberto, va con él.

En el camino ocurre un terrible accidente. Un camión, que venía en sentido contrario se sale de la autopista y embiste de frente al coche de Antonio.

El impacto mata instantáneamente a Antonio, pero Roberto sigue con vida.

Una ambulancia del hospital de emergencias de Valencia llega casi de inmediato, advertida por quienes fueron ocasionales testigos, y el niño es trasladado al hospital.

En cuanto llega, los médicos de guardia empiezan a tratar al niño para intentar salvarle la vida pero, después de intercambiar opiniones y estabilizar sus funciones vitales deciden que el estado de Roberto es muy grave. Necesitan consultar. Además, advierten el riesgo de trasladar al niño a otro hospital y por eso deciden dejarlo internado allí, en Valencia.

Tras una junta de médicos se comunican con el Hospital de Niños de Madrid y finalmente conversan con una eminencia en el tema a quien ponen en conocimiento de lo ocurrido. Como todos coinciden en que lo mejor es dejar a Roberto en Valencia, la eminencia decide viajar directamente de Madrid hacia allá. Y lo hace.

Al llegar la eminencia, los médicos que lo trataron le presentan el caso y esperan ansiosos su opinión.

Finalmente, uno de ellos es el primero en hablar: ¿Cree usted estar en condiciones de salvar al niño?, pregunta con un hilo de voz.

Y obtiene la siguiente respuesta:

'¡Cómo no lo voy a salvar, haré todo lo posible, si es mi hijo!'

Bien, hasta aquí la historia. Está en ti el tratar de pensar la manera en que esta historia tenga sentido. Insisto en que no hay trampas, no hay nada oculto. Repasa la historia y piensa la respuesta. 



Si ves que no hay manera, aqui algunas pistas:

a) Antonio no es el padrastro.
b) Antonio tampoco es un cura.


Ah!y otra pista...no es una familia con dos papás...

La solución está más abajo, pero solo léela cuando te rindas.





SOLUCIÓN:
Lo notable de este problema es lo sencillo de la respuesta. Más aún, pensarás ¿cómo es posible que no se me haya ocurrido?
La solución es que la eminencia de la que se habla es la madre de Roberto. Pero tenemos tan interiorizada la idea de que las ‘eminencias’ son solo hombres que no se nos ocurre que pueda haber sido una mujer.
Y esto va más allá de que puestos ante la disyuntiva explícita de decidir si una eminencia puede o no ser una mujer, nadie dudaría en aceptar esa posibilidad, sea uno mujer u hombre.
 Sin embargo, en este caso falla. No siempre se nos ocurre la respuesta correcta.
En fin, creo que es un ejercicio muy interesante para analizar nuestros propios prejuicios y laberintos internos,  así como cuestionarnos hasta que punto estamos tan y tan contaminadxs...y...¡Viva mi sobri (aún) no contaminada, ojalá por mucho tiempo!

5 comentarios:

psicosexartía dijo...

Muy bueno... caí!! mierda...

Alicia dijo...

No lo he adivinado. Respecto a tu sobrina: De tal palo, tal astilla.

Anónimo dijo...

jejeje nico lo acertó a la primera!!
yo no puedo decir lo mismo...:(

Anónimo dijo...

encontré otra solución... también podría tener dos papás...

Isabel Duar dijo...

¡Es cierto, además es de las primeras opciones uqe se le viene a la gente! y no aparece en las pistas que ésa tampoco es la solución, voy a especificarlo. Gracias!